Cigarrillo Electrónico para dejar de fumar

Cigarrillo Electrónico para dejar de fumar

Cuando un fumador toma la decisión de acabar con su hábito lo primero que se plantea es si la ansiedad que va a sentir le compensa. Muchos fumadores lo son por el mero hecho de hacer algo mientras hablan, por nerviosismo, por aburrimiento y porque su grupo también lo hace. Ahora, es posible dejar de fumar de una manera sana y segura con el cigarro electrónico. Es la mejor alternativa al cigarro tradicional porque además de poder fumar en cualquier lugar sin molestar a los demás, no contamina ni el cuerpo ni el medio ambiente. Descubre la nueva manera de fumar ahorrando tiempo, dinero y salud. Es el mejor descubrimiento de alta microtecnologías de evaporación y funciona con una batería recargable.

Dejar de fumar ya es posible y de forma fácil y económica, también. Los cigarros electrónicos están causando furor, sobre todo, entre la gente joven que desea recuperar su salud y bienestar. Es una nueva forma de fumar que sienta bien. Así como fumar un cigarro tradicional contiene muchas sustancias aditivas tóxicas y cancerígenas como el alquitrán y el monóxido de carbono, el cigarro electrónico, aunque a simple vista parezca igual que el real, no le proporciona sustancias dañinas para tus pulmones a pesar de contener nicotina, pero no sustancias cancerígenas como el tabaco normal. El humo que sale de él es vapor de agua cuyo sabor y aroma es igual que el cigarro tradicional.

Cambiar al cigarro electrónico

Es la mejor opción no sólo al dejar de fumar sino también mientras se es fumador empedernido porque no se nota la diferencia. Se fuma exactamente igual que el tradicional y además, se ve, se siente, y se nota tal cual con todos los placeres que un fumador tiene a la hora de escoger este hábito. El secreto del cigarro electrónico es que no mata, no ensucia el organismo y permite hacer la misma vida que hasta ahora. Las ventajas al cambiar son las siguientes:

Podrás fumar en cualquier espacio cerrado donde se prohíba el humo

No molestarás a ninguna persona que se encuentre cerca de ti, de tal manera que también contribuyes a disminuir la cantidad de fumadores pasivos

No ingieres sustancias cancerígenas como el alquitrán y el monóxido de carbono

Tus dientes estarán más blancos y tus dedos más limpios, evitando el color amarillento que produce el cigarro tradicional

Tu ropa, tu casa y tú mismo tendrás un olor más natural y agradable

No sentirás ansiedad ni engordarás muchos kilos porque estarás disfrutando igual o más que antes sin perjudicar tu salud

Evitarás quemaduras accidentales

Ahorrarás mucho dinero evitando alimentar los bolsillos de las tabacaleras que se ceban a costa de los muchos fumadores que luchan contra el tabaquismo sin éxito alguno

Te sentirás más libre, ya no dependes de que el bar de turno siempre esté abierto si te quedas sin cigarros, si no tienes dinero suelto para la máquina del tabaco o si han subido las tasas y tus ahorros se van al mismo sitio siempre

Recuperarás gran parte del sentido gustativo ya que mientras se fuma tabaco tradicional, se pierde un poco el sabor de los alimentos

El más importante: te sentirás orgulloso de haberlo conseguido

Compartir en redes sociales

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>