Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Cigarrillo Electrónico

Cigarrillos Electrónicos para Dejar de Fumar

Comprar Cigarrillos Electrónicos
 

ANSIEDAD POR COMER AL DEJAR DE FUMAR

El tabaco es uno de los productos que más dependencia crean, y cuando se intenta abandonar el hábito surge la ansiedad y el nerviosismo por el síndrome de abstinencia que se crea, traduciéndose en mal humor, sensibilidad extrema, taquicardias, nervios a flor de piel y malestar físico general.

Por ello, muchas personas recurren a algún tipo de vía de escape que les permita tranquilizarse y sustituir el vicio adquirido, y muchas veces la comida es el método para conseguirlo. De hecho, y según estudios recientes, la mayoría de los ex-fumadores aumentan hasta cuatro kilos en los primeros meses tras dejar el tabaco, aunque si no se dejan llevar esto no supondría mayor problema, es fácil volver al peso anterior y no hay riesgo alguno para la salud. Una vez que se haya superado la ansiedad y la dependencia, estos kilos se pierden rápidamente y además se mejora el estado físico en general.

El problema surge cuando, tras abandonar el habito de fumar, se sustituye por otro igual o peor, que es comer mal, en cantidad y de forma poco saludable. El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo hizo un estudio reciente donde se demuestra que el 5'5 % de los hombres y una de cada cuatro mujeres rehusaban dejar el tabaco por miedo a engordar y estropear su figura y su salud. Es fundamental que el fumador sepa que es un hecho el aumentar de peso durante los primeros meses, entre dos y cuatro kilos, con lo cual no resulte una excusa fácil para volver a fumarse un cigarrillo. Eso si, cuando se continúa ganando peso una vez superada la fase de dependencia (que suele durar unos cuatro meses) puede derivar en un problema de salud bastante serio a largo plazo. Por eso, cuando tras meses de dejar el tabaco notamos que hemos subido una media de doce a quince kilos, no puede culparse al abandono del hábito, sino que el cambio metabólico ha surgido por unos malos hábitos al utilizar la comida como ansiolítico.

ANSIEDAD POR COMER AL DEJAR DE FUMAR

Una persona capaz de dejar una droga tan adictiva como es el tabaco, debe tener la misma fuerza mental para no sustituir el hábito por comida tan dañina como patatas fritas o dulces; en este punto, la comida debe ser una aliada para la mejora de la salud de la persona, no una causa de empeoramiento. Po eso, cuando el individuo se encuentra ante una espiral de ansiedad y pretende descargarla consumiendo alimentos grasos y ricos en azúcar, es el momento de acudir a un especialista para poder seguir un plan de nutrición basado en tres piezas fundamentales: limpiar el organismo de las toxinas del tabaco, calmar la ansiedad y el nerviosismo que produce el síndrome de abstinencia y aprender a llevar una alimentación sana y equilibrada para evitar el aumento de peso excesivo.

Los expertos recomiendan seguir un plan cuyo objetivo es reducir la ansiedad que puede llevar a una sobrealimentación reduciendo la producción de adrenalina. Para ello, será conveniente llevar un horario regular de comidas, haciendo cinco al día, porque así el cuerpo se acostumbra a metabolizar los alimentos. También se aconseja ingerir alimentos con nutrientes relajantes, como pueden ser el plátano, la piña, los frutos secos, los cereales y la lechuga. Para los momentos en que surja una crisis y estemos especialmente ansiosos, recurrir a productos bajos en calorías tales como los chicles sin azúcar, regaliz, fresas, naranjas, apio y zanahoria, yogur desnatado y refrescos light, y sobre todo evitar excitantes como el café, el té y refrescos de cola.

Etiquetas: ansiedad (4 referencias), dejar el tabaco (6 referencias)



También te puede interesar:


 Medicamentos para dejar de fumar

Cuando un fumador se enfrenta ante el reto de dejar el tabaco, tiene que saber que no es fácil, pero que se puede conseguir con una voluntad fuerte. Sin embargo, es poco probable que se consiga sin ningún tipo de ayuda, ya sea psicológica o médica, porque es una adicción tan fuerte como la que se puede tener con el alcohol o con las drogas. Por eso, no se debe dejar de intentarlo incluso si fallamos una, dos o las veces que haga falta. Si elegimos dejarlo de una vez por todas, aparte de la fuerza mental que se requiere, pueden ser de gran ayuda medicamentos y drogas que minimicen el síndrome de abstinencia, permitiendo que toda la energía se concentre en nuestro objetivo de liberarnos del tabaco.
   Publicado el 31/05/12


 Consejos Básicos para Dejar de Fumar

Cada nuevo año, uno de los propósitos más extendidos es dejar de fumar, un hábito que cada vez está peor considerado, pero que sin embargo sigue calando sobre todo en la población más joven y femenina.
   Publicado el 31/05/12


 Tratamientos contra el tabaquismo

En primer lugar, hay que decir que la decisión de dejar el tabaco depende sobre todo de la voluntad del fumador, pero también de las posibilidades económicas de cada uno para realizar un tratamiento de forma privada, y de la educación sanitaria que haya recibido. Dicho esto, podemos afirmar que los tratamientos anti-tabaco a los fumadores es una de las intervenciones sanitarias más rentables a nivel coste-efectividad. A través del consejo anti-tabaco formado por un equipo de médicos y enfermeras, no sólo se pueden beneficiar aquellos pacientes que deseen dejar este perjudicial hábito, sino que las personas que conviven con ellos también pueden encontrar un gran alivio debido a la alta concentración de componentes nocivos que se encuentran en el humo del tabaco y que su entorno respira (los llamados fumadores pasivos).
   Publicado el 31/05/12


 Ayuda para Dejar de Fumar. Muy Interesante.

En la dura tarea de abandonar el hábito del tabaco, podemos encontrar un gran apoyo sobre todo en familiares y amigos, pero también debemos recurrir a la medicina como ayuda en el proceso, porque nos será más fácil.
   Publicado el 31/05/12


 Hipnosis para dejar de fumar

Muchos son los métodos que encontramos para poder deshacernos del desagradable habito de fumar, pero pocos los realmente efectivos. La mayoría de los fumadores se han planteado alguna vez en su vida dejar el tabaco, pero no son muchos los que los consiguen, teniendo a menudo recaídas y recurriendo a métodos poco recomendables. Sin embargo, se puede lograr con mucha fuerza de voluntad y ayuda medica, además de terapias que ayudan a mejorar la ansiedad y el deseo de fumar. Entre estas se encuentra la hipnosis, método ampliamente conocido entre muchos psicólogos que consiste básicamente en una condición alterada de la conciencia que se caracteriza por un gran aumento de la percepción y de la memoria, y a través de la cual se puede obtener un control sistemático de varias funciones que normalmente no son voluntarias, como la actividad vasomotora, glandular o cardiovascular.
   Publicado el 31/05/12


 Beneficios y ventajas de dejar de fumar

A la hora de abandonar el hábito de fumar, muchos fallan en los primeros intentos. De sobras son conocidos los riesgos que conlleva el tabaco, tanto a nivel físico como psicológico y social, pero la dependencia es muy fuerte y se necesita mucha fuerza de voluntad y algún tipo de tratamiento para poder salir de ello, sobre todo si se lleva mucho tiempo fumando y en grandes cantidades. Pero realmente, si supiéramos los beneficios que supone estar libre de esta atadura, mucha más gente estaría dispuesta a claudicar. Las ventajas superan con creces a las molestias que supone el síndrome de abstinencia, y además duran para toda la vida.
   Publicado el 31/05/12



 

Noticias e Información

Sitemap

Redes Sociales

 

Síguenos en Pinterest

Suscríbete

Suscripción por e-mail  Noticias

Suscripción RSS  Feeds RSS  Ayuda con RSS

Idiomas