Quiero dejar de fumar sin engordar

Una de las creencias más extendidas entre los fumadores es que, cuando se deja de fumar, se engorda. En realidad esto no es así pero hay que matizar un poco. Y es que, muchas veces, debido a la ansiedad que produce el dejar de fumar, además de al hecho de mejorar los sentidos del gusto y el olfato, la comida se vuelve un estímulo muy llamativo y se come más de lo que debiera, a veces porque calma la ansiedad, otras veces porque al no fumar la comida está más sabrosa.

Sea un motivo u otro, el exceso de peso no es bueno y dejar de fumar sin engordar es posible si se siguen unas pautas para evitar coger kilos de más.

 

Consejos para dejar de fumar y no engordar

Aquí os dejamos algunos consejos que te ayudarán a no engordar al tiempo que dejas el vicio del tabaco:

  • En el desayuno, apuesta por comer proteínas y algún carbohidrato, pero poco. ¿Por qué? Porque vas a evitar la ansiedad de comer por la tarde esto y, al hacerlo por la mañana, lo quemarás a lo largo del día.

  • A la hora de merendar, si eres goloso, apuesta por los dulces “sin” azúcar. Puedes tomar chocolates, chicle, helado, etc. que te harán disminuir el apetito. En cuanto al chocolate, para que tenga poca azúcar trata de que sea puro que además es beneficio para tu cuerpo.

  • Si sientes ansiedad por no poder fumar, haz ejercicio. 5 minutos intensos de un ejercicio prevendrá la irritabilidad y ansiedad de no poder fugar. Como se suele decir, te desfogarás.

  • Duerme al menos 6-7 horas todos los días. Si no duermes lo suficiente lo único que vas a conseguir es que el apetito te aumente y al final picarás.

  • Sigue una dieta saludable. No tienes que ponerte a dieta para dejar de fumar pero si consumes frutas y verduras eso ayudará a tu cuerpo a eliminar más rápidamente los efectos nocivos del tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.