Maquinas expendedoras que venden cigarrillos electrónicos

La regulación de los cigarrillos electrónicos ya es un hecho. En su día se especuló de sobre aplicar una normativa tan estricta como la del tabaco pero finalmente se trata de una normativa bastante flexible y con mucho sentido. Se cuenta con la aprobación de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y las premisas dadas por la Unión Europea, las dudas se despejan para aquellos que quieren montar una tienda especializada o aprovecharse del vending para comercializar este tipo de productos.

Este sector en escasamente diez años ha tenido un éxito sorprendente donde las tiendas dedicadas en concreto a ello han crecido como la espuma, invertir en una tienda parecía un acierto seguro pero aunque la demanda es muy grande no hay sitio para todos y poco a poco muchas de ellas se ven obligadas a cerrar el negocio. Hasta que no se regule esta situación los establecimientos tratan de exprimir sus ideas al máximo para destacar sobre el resto. Sin embargo sigue siendo un mercado más que interesante al que se siguen agregando consumidores que quieren dejar de fumar o que no quieren pagar cada vez más por el tabaco.

La última tendencia es vender cigarrillos electrónicos a través de una maquina expendedora, es una propuesta de Jofemar que tiene sello español.

Cuenta con dos modelos básicos de su ya conocidas gamas de máquinas de tabaco clásicas y multiproductos. La primera de las opciones es algo más limitada en la oferta, mientras que la segunda aprovecha todas las capacidades de la Visión Combo Plus para convertir el punto de venta automático en una auténtica tienda en la que se pueden adquirir las pipetas, los aceptadores, los cargadores, las esencias, etc., de manera individual o en kits.

«Son máquinas que ya podemos ver instaladas en varios puntos de la geografía española y que ponen de manifiesto la capacidad que tiene este modelo para adaptarse a cualquier tipo de producto. En el podemos vender desde una chocolatina a una gran herramienta, dando una gama de posibilidades inmensa», en palabras del director comercial nacional de la firma navarra, Juan Gutiérrez.

Estas expendedoras de cuidado diseño se amoldan a cualquier producto con sencillos ajustes en sus canales que dan cabida casi a cualquier formato de producto. Pueden equiparse con ascensor o sin el para cuidar la integridad de lo que se vende que queda perfectamente expuesto a través de su gran frontal transparente.

Su idea principal no es para vender cigarrillos electrónicos pero se puede adaptar sin ningún tipo de inconveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.