Novedades en cigarrillos electrónicos

El cigarrillo electrónico ha ido evolucionando estéticamente y técnicamente, el primer formato que salio a la venta no tenía nada que ver con el que estamos acostumbrados a ver hoy por hoy. Su diseño a ido evolucionando y lo que empezó siendo una copia física de un cigarrillo convencional se ha convertido en un aspecto totalmente diferente precisamente para distinguirse de lo que buscaba imitar.

Poco a poco se van creando mejoras para conseguir que el cliente esté más satisfecho del producto. Los primero e-cigarrillos generaban un vapor frío y no tenía una variedad de sabores, eran cartuchos que se adaptaban a un atomizador y aspirando lográbamos obtener el vapor que calmaría nuestra ansiedad, más tarde crearon cartuchos de sabores pero con el mismo sistema, hasta llegar al momento actual donde podemos encontrar más de 100 variantes de sabores. Ya no existen los cartuchos sino que son líquidos que echamos directamente a un claromizador y con la ayuda de un botón que tiene incorporada la batería logramos generar el vapor que absorbemos.

Con la gran cantidad de tiendas que han surgido tras el éxito de este producto es inevitable que las ventas en el sector no den para todos, y muchas son las tiendas que necesitan reinventarse o ofrecer productos innovadores para desatacar sobre el resto.

Uno de los últimos en salir al mercado es la simulación de un cigarrillo electrónico de liar, según su creador En vez de papel de liar, el fumador debe usar el material verde de las placas madre de un ordenador, además de otros componentes que deben soldarse con estaño. «Lo que distinguirá a los fumadores de cigarrillo electrónico de liar es que llevarán colgando del cuello un pequeño soldador eléctrico que les dará un toque de distinción», ha detallado la empresaria a los medios, enseñando el pack con pilas de botón, leds y otros componentes que tendrán que acarrear estos fumadores que opten «por la comodidad de la tecnología al servicio del tabaquismo más elegante».

Hay un tipo de fumador que no quiere renunciar a la sensación inigualable de liarse su propio pitillo y que agradecerá tener que ensamblar diversos componentes cada vez que tenga ganas de fumar, está pensado para aquellos fumadores acostumbrados a liarse sus propios cigarros y que ahora quieran dar el salto al moderno cigarrillo electrónico.

La próxima idea que se tiene en mente es la de una pipa electrónica que no pese casi nada y mejor el diseño que existe actualmente.

Lo que en realidad importa es que el cliente siga estando contento y disfrutando de el vapeo más que de el color en el que puede disponer su cigarrillo electrónico, pero hay que reconocer que la estética siempre ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.