Que es un cigarrillo electrónico? Debemos fiarnos de este producto?

Los e-cigarrillos son una alternativa al tabaco. Esta nueva opción está destinada tanto a quienes desean seguir fumando sin inhalar las sustancias nocivas del tabaco, como a las personas que, cuando están fumando, desean molestar lo menos posible a quienes están a su alrededor.

El cigarrillo electrónico hace uso de un líquido que contiene glicerol, propilenglicol, nicotina y, por último, ciertos extractos de hierbas o elementos alimentarios que le dan a cada versión un sabor característico. El consumidor de estos cigarrillos aspira el vapor generado por estos dispositivos, que trata de emular la sensación de fumar un cigarrillo tradicional y que ha dado pie al nombre que se le da a los fumadores de cigarrillos electrónicos: vapeadores.

Este artículo utilizan una batería recargable como fuente de energía que funciona con sistema USB de recarga. Cómodo y fácil de usar. La duración depende, como en los móviles, del modelo de cigarro que se adquiera.

Fumar cigarrillos electrónicos se conoce actualmente como «vapear» y se deriva del término inglés vaping. Los usuarios del cigarrillo electrónico denominan los cigarrillos comunes como cigarrillos analógicos y los electrónicos como cigarrillos digitales.

Un estudio en Nueva Zelanda, realizado por parte de Laugesen y el departamento de sanidad neozelandés, examinaron los niveles de nitrosaminas del cigarro electrónico encontrando que estos niveles son muy bajos en comparación al cigarro normal.

El estudio de Laugesen reporta un máximo total de nitrosaminas de 8,16 nanogramos por cartucho mientras que en las principales marcas lideres de cigarrillo convencional se reportan de 1300 a 6300 nanogramos por gramo (1,3 – 6,3 microgramos/gramo).

Estos resultados también indicaron que el nivel de nicotina en los e-líquidos no es diferente de la concentración de nicotina en los parches de nicotina. Este estudio concluyó que en base a la información del fabricante, la composición del líquido no es peligroso para la salud, si se usa responsablemente.

La Asociación Americana de Médicos de Salud Pública ha recomendado a la Agencia de Drogas y Alimentos estadounidense reclasificar al cigarrillo electrónico como un producto de tabaco.

Este artículo podría llegar a salvar la vida de cuatro millones de los ocho millones de fumadores actuales en Estados Unidos que de otro modo morirían de una enfermedad relacionada con el tabaco en un periodo de tiempo de unos veinte años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.