PRODUCTOS NATURALES PARA DEJAR DE FUMAR

Ante la gran alarma social que ha provocado el conocimiento profundo de las graves consecuencias que supone fumar, sumado al aumento de las restricciones que en cuanto a su consumo los gobiernos han impuesto a los fumadores, muchas personas se han planteado dejar de fumar.

Pero son muchos los que fracasan en el intento, ya que los métodos tradicionales son cada vez menos efectivos. Como no basta solo con la fuerza de voluntad, en los últimos tiempos han surgido terapias alternativas, que se basan en productos naturales los cuales son menos dañinos y agresivos para el organismo. Se pretende con ello llegar al objetivo de superar el hábito sin dejar ningún tipo de residuo en el cuerpo, de forma limpia y sana.

Si acudimos a los métodos que normalmente han sido utilizados, como los parches y chicles de nicotina, además de que conllevan mucho tiempo y esfuerzo el utilizarlos, en realidad son un engaño para el individuo, porque liberan ciertas dosis de la sustancia a la que es adicto, es decir, la nicotina. En vez de utilizar estos productos químicos, los productos naturales para dejar de fumar segregan también un efecto placebo, pero a base de elementos totalmente asimilables para el cuerpo y que no generan ningún tipo de residuo. La dosis se va reduciendo paulatinamente, y cuando el síndrome de abstinencia se convierte casi en inexistente es cuando se puede abandonar el tratamiento.

El Cigarro Electrónico va dirigido a personas que quieran dejar de
fumar o aquellas que no pretenden dejar el hábito y pueden así seguir
consumiendo cigarrillos sin molestar a los demás

El Cigarro Electrónico es seguro, más barato y más sano y además puede
ayudarle a dejar de fumar si usted lo desea.

La moderna investigación científica demuestra que el humo de los
cigarrillos contiene más de 4000 sustancias químicas, cientos de los
cuales son perjudiciales para el cuerpo. Hay 25 enfermedades
directamente relacionadas con el hábito de fumar, sobre todo el
monóxido de carbono, alquitrán y de hidrocarburos aromáticos en el humo
de cigarrillos que se consideran de las sustancias más peligrosas
causantes del cáncer. Los investigadores han superado muchas
dificultades técnicas y desarrollado con éxito El Cigarro Electrónico.

El Cigarro Electrónico o (e-cigar)es una alternativa a los cigarros
tradicionales. Podrá fumar en cualquier lugar, de una manera avanzada
sin molestar a otras personas, ya que el humo que desprende, no es
perjudicial para la salud. El Cigarro Electrónico es un descubrimiento
de la alta micro tecnología de evaporación y funciona con una batería
recargable.

La mayoría de estos productos naturales son a base de hierbas, por lo que los herbolarios y tiendas de productos orgánicos son una gran fuente de recursos. Pero aparte de esto, otros métodos igualmente efectivos y sin ningún tipo de efecto secundario son la hipnosis, los libros de autoayuda, la homeopatía o incluso el deporte. Todo depende de las aficiones de cada uno y de su personalidad, así como del presupuesto del que se disponga (por ejemplo, siempre será más económico realizar actividades al aire libre que recibir sesiones de aromaterapia cada semana).

Si optamos por los preparados a base de plantas, se obtiene un efecto similar al del tabaco, es decir, los componentes del cigarro actúan en las papilas gustativas del fumador embotándolas y alterándolas; los productos naturales están hechos con aceites esenciales que actúan de la misma forma, facilitando así que se desprendan los residuos anteriormente dejados por el tabaco. Así, éstos al desprenderse, dejan un mal sabor de boca, con lo que la acción de fumar ya no resulta placentera. Por tanto, se consigue una doble función, tanto física como psicológica, puesto que al no sentir ningún placer con los cigarrillos la dependencia se va minimizando poco a poco. A partir de la cuarta semana más o menos el cuerpo dejará de pedir su dosis habitual de nicotina, llegando a un punto en el que el sabor resulta tan desagradable que el individuo terminará por dejarlo completamente.

Estos productos naturales se adquieren fácilmente en herboristerías, y pueden presentarse en forma de pastillas o de jarabe. La mayoría de los ingredientes que llevan son nutrientes que ayudan a mantener el equilibrio físico y mental, tales como el extracto de regaliz y eucalipto, aceites esenciales de menta y anís, así como preparados a base de jengibre, canela y cayena. Algunos incluyen también plantas relajantes, como la valeriana y la pasiflora. También existen productos en spray, que se aplican mediante nebulizaciones directamente en la boca (máximo diez diarias) cada vez que se tiene la necesidad de fumar. Es aconsejable asimismo tener siempre a mano algún tipo de tentempié sano para tomar cuando surja el síndrome de abstinencia, como zanahorias, apio, troncos de regaliz y o frutos secos, ya que calman la ansiedad y no afectan a la línea, como las golosinas o el chocolate.

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.