Ley antitabaco en España

El próximo día 1 de enero de 2006 entrará en vigor en España una nueva ley que prohibirá fumar en los lugares públicos. La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados ha aprobado una nueva ley nacional que regula la venta, publicidad y distribución de tabaco en España. Los partidos políticos habían presentado 200 enmiendas al anteproyecto de ley, pero sólo algunas han sido incluidas finalmente en el texto.

El texto final de la ley establece la prohibición total de fumar en:
– lugares de trabajo públicos y privados;
– centros, servicios o establecimientos sanitarios (incluidos los hospitales);
– centros docentes;
– instalaciones deportivas;
– establecimientos comerciales;
– medios de transporte públicos;
– estaciones de servicio y
– ascensores.

Además se prohíbe la venta de tabaco a los menores de 18 años. La ley prohibirá también la venta de productos derivados del tabaco en edificios públicos y dependencias de las administraciones públicas, en centros médicos y sanitarios, en centros docentes y culturales, así como en instalaciones deportivas.

Se permitirá fumar en teatros, aeropuertos y estaciones de autobuses sólo en zonas específicas para fumadores. Los bares y restaurantes podrán habilitar zonas de fumadores indicadas y separadas, pero sólo si cuentan con una superficie superior a 100 m².

Se prohibirá la publicidad de tabaco en prensa, radio, vallas publicitarias y cines, así como la distribución gratuita o promocional de productos de tabaco.

Las multas aplicables en caso de incumplimiento de la ley oscilan entre los 30 y los 600 000 euros, según la gravedad de la infracción.

Está previsto que el proyecto pase al Senado para su aprobación final en noviembre de 2005.

Por qué se dice que el tabaquismo es actualmente un problema epidémico

Por la gran cantidad de personas a las que ha empezado a afectar desde mediados de los años 50 del siglo X hasta hoy .

Desde que los españoles trajeron las primeras hojas de tabaco de América, pasaron 400 años sin que su uso alcanzara en nuestro país la dimensión epidémica actual. Esta dimensión epidémica se debe fundamentalmente a cambios económicos propios de la industrialización, especialmente: el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo, el incremento masivo de las importaciones de tabaco, el abaratamiento de los procesos productivos, la incorporación de los procesos de industrialización a la fabricación de cigarrillos y el desarrollo de técnicas cada vez más sofisticadas de promoción.

Todos estos factores, junto a la falta de medidas reguladoras, hicieron que el consumo de tabaco se disparase a mediados del siglo pasado, llegando a su punto más alto a mediados de los años 80. Desde entonces, el consumo de tabaco en nuestro país se mantiene muy alto, aunque con una ligerísima tendencia a disminuir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.