Descubre el mejor método para dejar de fumar

En los medios de comunicación, aún está bastante disperso el tema de conversación sobre cuál es el método más eficaz para dejar de fumar, pero por suerte los estudios están dando evidencia de ello y están afirmando y desmintiendo cosas que circulan por la sociedad.

De hecho, hay muchos oponentes acerca de la utilización del cigarrillo electrónico, uno de los métodos más utilizados últimamente que parece estar haciendo su función, sin embargo los detractores son tan firmes en su hostilidad contra los cigarrillos electrónicos que incluso se niegan a aceptar que el vapeo beneficia en el proceso de dejar de fumar y afirman que viejos recursos cómo el parche de nicotina es una alternativa más segura y saludable.

¿Entonces qué es verdad y qué no es verdad?

¿Que dicen los detractores del ecig?

Estos detractores están haciendo afirmaciones que se expanden cómo la pólvora y se convierten en aquello que llamamos mitos sociales, los cuales no son verdad pero todo el mundo cree que es así realmente.

Ellos afirman que el vapeo no ayuda a escapar del consumo del tabaco, sino que normaliza su consumo. Lo que quieren decir con esto, es que la gente si ve que otras personas vapean, van a normalizar el uso de esto cómo algo normal, y de manera simultanea si se normaliza su uso en los lugares públicos las personas normalizaran consigo el consumo de tabaco. vaping no se puede utilizar para escapar de los peligros asociados con el consumo de tabaco.

Esto realmente no tienen ningun sentido, ya que que se asocie el vapor con el humo, ya no es lógico y mucho menos que por vapear se esté incitando a fumar. La realidad es que los estudios están confirmando que la mayoría de ex fumadores han dejado de fumar definitivamente gracias al cigarrillo electrónico, por lo que con esta afirmación se desmiente la anterior, ya que por mucho que vean a otra gente vapear no recaen en el tabaco.

¿Qué dice la ciencia acerca del vapeo?

La investigación acerca del vapeo y los cigarrilos electrónicos aún es bastante joven y hacen falta muchos más años, ya que debido a su reciente aparición todavía quedan muchos matices por estudiar.

Aún así, lo poco que se ha estudiado, se ha podido afirmar que el uso de cigarrillos electrónicos está siendo más eficaz que las herramientas de reemplazo de nicotina como el parche o el chicle de nicotina y que además es una de las opciones más saludables. Se ha descubierto que los usuarios de cigarrillos electrónicos tienen un 60% más de éxito en sus esfuerzos para poner fin a su hábito de fumar que los que usaron parches de nicotina, chicles, o su voluntad.

¿Entonces por qué tiene mala fama el vapeo?

Aún así, hay que entender por qué hay tantas informaciones negativa acerca del mejor método actual para dejar de fumar. Por un lado hay que entender, que al contrario que el tabaco, el gobierno no gana ningún dinero por la distribución y la venta de cigarrillos electrónicos. Por otro lado, los gigantes farmacéuticos se oponen a esta alternativa debido a que comercializan y venden muchas de las otras herramientas para dejar de fumar y los cigarrillos electrónicos se perciben como una amenaza competitiva para sus ventas de productos propios.

En conclusión, lo lógico seria que tanto el gobierno cómo la comunidad médica estuvieran trabajando juntos en todos los niveles de la sociedad para promover el uso de cigarrillos electrónicos como herramienta para dejar de fumar, ya que en otros países esto es así. El hecho de que esto no haya sucedido, junto con la campaña permanente de información errónea acerca de estos productos, da una clara señal de evidencia de que hay algo más que el interés de la salud pública en esta batalla contra el vapeo.

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.