E-Liquid, formas de uso

Hay varias formas de recargar los cigarrillos electrónicos con el e-liquid. Se puede hacer a gotear directamente en el atomizador, la otra es para rellenar cartomizadores y la más aconsejable, rellenar los cartuchos.

La forma más habitual de recargar el e cigarette es rellenando los cartuchos.

Hay dos tipos de cartucho:

Los cartuchos en los que la fibra llega al borde del cartucho y así la podemos sacar fácilmente para substituirla por fibra nueva que finalmente empaparemos echando unas 4 o 5 gotitas de e-liquid. En este caso estarían los cartuchos del cigarrillo electrónico Expert 510.

Los cartuchos en que la fibra queda envuelta en un plástico y no llega al exterior del cartucho. En éste caso debemos usar un clip o algún palito fino que se pueda introducir en el borde del cartucho para así poder empujar la fibra hacia a fuera y así retirarla. Una vez retirada la fibra podemos usar el mismo procedimiento que en el caso anterior. En este caso estarían los cartuchos del E-Cigarette LUX.

Es muy importante tener en cuenta la cantidad de e-liquid que se pone en la fibra puesto que se puede inundar el atomizador y que no funcione bien. En el caso de poner demasiado líquido, no saldrá vapor y puede que el liquido llegue a mojar el exterior del cartucho llegando a mojar los labios del usuario del cigarrillo.

Las cantidades recomendadas de e-liquid en cada recarga es de unas 4 o 5 gotitas como máximo.

Si se ha empapado el electronic cigarette, por error, siempre se puede limpiar con un pañuelo desechable o algo similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.