Dejar de fumar, disfrutando del whisky

Dejar de fumar no es algo fácil, eso seguro. Pero gracias a los cigarrillos electrónicos la cosa cambia y son muchos fumadores que han conseguido quitarse el vicio de fumar en poco tiempo y sin sufrir el síndrome de abstinencia que hace que tantos vuelvan de nuevo a fumar por no soportar la necesidad.
Cuando se ha dejado de fumar el cigarrillo electrónico puede servir para relajarse y, al poder utilizar muchos tipos de líquidos para vapear, puede tener otros usos como el que hoy te proponemos, el disfrutar de un whisky tomándotelo de una manera muy diferente.
Se trata de un líquido de alta calidad para el cigarrillo electrónico con sabor Bayleys y sin nicotina, con lo que no tendrás problema si ya has pasado de esa sustancia y no te gusta vapear con líquidos que la contengan.
En concreto, este líquido está compuesto por ingredientes aprobados en la Unión Europea y además es compatible con todos los modelos de cigarrillos electrónicos que hay en el mercado. Estos ingredientes son:
Propilenglicol (45-55%) . Se trata de un líquido incoloro, higroscópico y casi inodoro que sirve como aditivo.
Glicerol. Es otro aditivo alimentario que retiene la humedad. En este caso lo que hace es darle más consistencia al vapor para que sepa mejor y además se note.
Etanol. Quizá no lo conozcas por esa palabra pero, ¿y si te decimos alcohol? Pues eso es lo que tiene.
Aromas alimentarios. Son aromatizantes para que te sepa a lo que debe saber, en este caso, a whisky.
Seguro que, por la noche, cuando ya estés tranquilo, darte un capricho así no viene mal y además disfrutarás de las sensaciones que te dará el cigarrillo electrónico que no te dañará la salud como ocurre con los cigarrillos normales. ¿A que te dieron ganas de probar? Pues ya puedes hacerlo.

No dejes de leer

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.