¿Desaparecerá el tabaco en el cine francés?

Cada noviembre en Francia se realiza un movimiento bastante conocido, laMois Sans Tabac, este está apoyado por el gobierno y alienta a los fumadores a dejar de fumar durante los 30 días del mes. Sin embargo, este año el gobierno ha generado una nueva polémica, poniendo en entredicho el papel que juegan los cigarros tradicionales en la gran pantalla francesa.

¿Por qué ponen la mirada en el cine?

Francia es un país donde aproximadamente un 70% de sus películas proyectadas en cine muestran a personas fumando. Esto ha hecho que los senadores franceses se replanteen la situación contra el tabaco y que además de aumentar el precio de paquetes de tabaco a 10€, piensen ahora en reducir las incitaciones culturales de fumar.

Al igual que en muchos países, Francia ha aumentado las restricciones de fumar en lugares públicos y la publicidad durante los últimos años. Sin embargo, según un estudio publicado por el organismo de salud pública, un 34,5% de las personas de 15-75 años de edad sigue fumando, y esas cifras se han mantenido estables desde 2010, por lo que hay que tomar más medidas contra el tabaco.

Disparidad entre políticos y profesionales

Algunas ministras cómo la ministra de Salud del Gobierno de Francia, Agnès Buzyn, ha anunciado que está estudiando emprender una “acción firme” para luchar contra la difusión de imágenes que promuevan el tabaquismo a través del cine:

“No entiendo la importancia del cigarrillo en el cine francés, hay que desnormalizar la imagen del tabaco en la sociedad”.

También la senadora socialista Nadine Grelet-Certenais, considera que la aparición de cigarrillos en películas contribuye a banalizar su uso e, incluso, a promoverlo entre niños y adolescentes, que son los principales consumidores de series y películas.

Sin embargo, la idea ha cosechado críticas a través de las redes sociales y diversos medios de comunicación:

David Assouline, Secretario Nacional del Partido Socialista responsable de Cultura y Audiovisual: “Así que habrá películas donde la gente puede matar a sí mismos, tomar drogas, emborracharse, conducir a 200 kilómetros por hora … pero ciertamente no con un cigarrillo en su boca.”

El editorialista de La République des Pyrénées Jean-Michel Helvig, ha opinado: “Si dejar de mostrar cigarrillos en el cine hace que la gente deje de fumar, erradiquemos de los guiones los crímenes, las violaciones, los robos, las drogas y cualquier tipo de desviación”.

En conclusión, todavía se desconoce cómo se llevará a cabo la iniciativa y si se aplicará solo a las producciones locales o también a las películas extranjeras distribuidas en Francia, lo que sí sabemos es que probablemente se vayan tomando más medidas hasta que se desnormalice el uso del tabaco.

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.