Las terapias alternativas más efectivas para dejar de fumar

El primer paso para dejar de fumar es tomar la decisión. Una vez que lo has decidido tu voluntad puede ser apuntalada por terapias alternativas. No es difícil dejar de fumar, lo difícil es mantenerlo en el tiempo, difícil, aunque no imposible.

A continuación te presentaremos distintas terapias alternativas que pueden ayudarte en tu proceso de dejar el tabaco.

Acupuntura

Es una técnica de la medicina tradicional china, consiste en insertar agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud. Esta es una de las terapias más difundida. Comenzó a utilizarse para combatir la adicción al tabaco en los años setentas, obteniendo muy buenos resultados. A través de la acupuntura se pueden combatir todos los síntomas que surgen en el cuerpo por la abstinencia, esta se produce al no consumir nicotina. La angustia, irritabilidad, ansiedad, desorden alimentario pueden combatirse utilizando la acupuntura.

Auriculoterapia

Es una rama de la acupuntura, no se sabe en qué lugar del planeta se originó. Los auriculoterapeutas consideran que la oreja es un mapa de nuestro cuerpo, en ella se encuentran representadas todas las partes de nuestro cuerpo. La auriculoterapia consiste en la estimulación de terminaciones nerviosas que se encuentran en la oreja mediante pequeñas agujas, es totalmente indolora. Al ser estas estimuladas por reflejo también se estimulará a la parte del organismo que a esa zona corresponda. Es una terapia que también ha dado muy buenos resultados. Combate la ansiedad y favorece la eliminación de las toxinas, especialmente las que se encuentran en los pulmones.

Hipnosis

Es un estado mental al que se llega a través de una serie de instrucciones o sugestiones dadas previamente. Esta terapia es muy efectiva, se está utilizando desde hace alrededor de 40 años. Lo que hace la hipnosis es logar desactivar el acostumbramiento al tabaco, desenmascarándolo y mostrándote lo que en realidad estabas fumando. Esto hace que merme tu deseo, logrando que tu interés se dirija a otros estímulos. Elimina totalmente la ansiedad, lo que te facilitará en mucho transitar tu abstinencia.

Reflexología

Esta terapia consiste en aplicar presión en puntos de los pies o las manos. La reflexología considera que en nuestras manos y pies están representadas todas las partes de nuestro cuerpo. En esto tiene similitud con la auriculoterapia. El masaje que se nos aplica en los pies o las manos, por reflejo tendrá un efecto beneficioso en el órgano o parte del organismo afectada, que corresponda a esa zona. Esta terapia puede reducir notablemente la ansiedad. Lo recomendable son sesiones de entre 15 y 20 minutos dos veces por semana, o cuando la necesidad de fumar se te haga irresistible.

Estas son unas de las terapias alternativas más efectivas para reforzar tu voluntad, y salir victorioso en la dura batalla de abandonar el hábito de fumar. Tú elegirás la que más te apetezca y se adecue a tu personalidad. Lo importante es que confíes en la terapia a la cual te sometas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.