Terapia de Hipnosis para dejar de fumar

Tomar la decisión de dejar de fumar quizá sea más fácil que dejar de fumar en sí. Es natural que así sea, tu cuerpo necesita desesperadamente de la nicotina, entras en un estado de abstinencia que hace que tu voluntad por más fuerte que sea, termine flaqueando.

Lo importante es no rendirse, levantarse fortalecido después de cada tropiezo, perder la batalla no es perder la guerra. Debes volver a comenzar hasta derrotar el vicio, hasta desacerté de él y alejarlo para siempre de tu vida.

No importa el método que se utilice, lo importante es que lo hagas con alguien serio, responsable, que merezca tu confianza. De esa manera el tratamiento será exitoso y rendirá sus frutos.

Aquí te contaremos sobre la hipnosis, un método no muy conocido ni convencional, que si se hace por profesionales responsables puede dar muy buenos resultados.

La hipnosis es un estado ligero de sueño, relajación o meditación profunda. Los seres humanos tenemos una parte consciente y otra subconsciente. La primera es la que tenemos habitualmente, con ella sabemos aceptar o rechazar lo que se nos dice.

Por ejemplo si digo que la piel de todos los seres humanos es verde, nadie creerá lo que digo, la parte consciente de la mente lo rechaza porque es un absurdo. Aunque si estuviéramos hipnotizados podríamos acéptalo, porque nuestra parte consciente queda relegada. A través de la hipnosis se pueden poner ideas positivas en nuestro cerebro para modificar aquello que queremos modificar.

A través de la sugestión los psicoterapeutas logran enlos pacientes sensaciones positivas en cuanto a dejar de fumar, introducen también en él un rechazo hacia el olor y el sabor del tabaco.

Lassesiones de hipnosis se basan en logar la relajación del paciente y a través de ello llegar a su inconsciente. El terapeuta la pide que imagine los resultados desagradables de fumar. Serepiten palabras y conceptos que serán receptados por el inconsciente, como que el cigarrillo envenena al cuerpo, que el cuerpo se merece vivir saludable, y que se debe respetar al cuerpo y protegerlo.

Lo que predispone a la persona en forma negativa hacia el tabaco y el hábito de fumar. Se elimina así el deseo y la ansiedad por fumar.Con la hipnosis se consigue que se tome conciencia de que no tiene deseos de fumar. El objetivo es que la persona aprenda a escuchar a su cuerpo, que sepa interpretarlo.

En algunos casos se obtienen muy buenos resultados, claro todo depende del paciente. Algunas personas son más permeables a la hipnosis que otras. Todo depende de ti, y de cuanto confíes en la terapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.