Preséntale batalla al cigarrillo

Lo sabes y lo sabemos, dejar el cigarrillo no es una empresa fácil. Dependes física y psíquicamente de él. Necesitas la nicotina porque sin ella tu cuerpo entra en estado de abstinencia, tu voluntad flaquea y vuelves a él.

Hoy te daremos unos truquitos para que con tu mejor cara de guerrero le presentes batalla al cigarrillo, rompas tus cadenas y te liberes de su dependencia.

Trucos para dejar de fumar:

1. Define una fecha en la que dirás basta, esta debe ser inamovible. Tienes fijarla estando convencido de lo que haces. Una vez que la hayas decidido, comunícasela a tus familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos. Ahora no hay punto de retorno, haz hecho pública tu decisión no podrás echarte atrás.

2. Saca de tu casa todo lo que te recuerde el tabaco.

3. Si tienes ganas de fumar utiliza substitutos como goma de mascar, caramelos, ello reducirá tu ansiedad. Sal a caminar, conversa con un amigo, riega tus plantas. En fin realiza una actividad que te distraiga.

4. Evita las salida que te induzcan a fumar, sobre todo los primeros días.

5. Puedes recurrir a técnicas de respiración que ayuden a calmar tu ansiedad.

6. Si sientes la necesidad irrefrenable de encender un pitillo posponlo, por 15 minutos, luego media hora, y así sucesivamente. Debes repetirte a ti mismo que estas peleando esta dura batalla y vas a salir vencedor.

Como dijimos antes, el tabaco te hace depender tanto física como psíquicamente. Para los fumadores en su mayoría, no es fácil romper con los lazos emocionales y simultáneamente tolerar los síntomas de abstinencia. Lo aconsejable es que construyas entre tus familiares, amigos, vecinos una urdimbre muy fuerte que te de soporte. T

Sería recomendable que entres a grupos de ex fumadores, estos son muy importantes. En ellos hay personas que han pasado tal vez en más de una ocasión por lo que tu estas pasando. Con conocimiento de causa podrán darte consejos, y sobre todo contención. Para que no recaigas, o para que si recaes te levantes pronto y continúes presentando batalla.

También puedes transitar tu abstinencia con la ayuda de paliativos como: goma de mascar, parches o pastillas de nicotina, acupuntura, medicamentos recetados por un facultativo.

Si tu voluntad te abandona y recaes, no te preocupes. No es habitual que se deje de fumar completamente en el primer intento. El fumarse un pitillo no significa que retomaras tu hábito, puedes corregir ese error rápidamente. Es muy útil llevar un registro, anota cuando recaigas que fue lo que te llevo a fumar. Lo importante es que no sientas culpa, no te tortures por haber caído en la tentación, piensa en positivo. Tú puedes volver a tomar la buena senda, vuelve a intentarlo y preséntale batalla al tabaco con aires renovados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.