Métodos Prácticos para Dejar de Fumar

A la hora de abandonar el hábito de fumar, es necesario planteárselo en términos prácticos, teniendo en cuenta en todo momento que es un bien tanto a nivel interno como externo porque nos beneficiará a largo plazo. Cualquier día es un buen momento para dejar de fumar, y si seguimos una serie de pautas útiles, podemos conseguirlo.

Podemos empezar por atrasar la hora del primer cigarrillo cada
día, porque así llegará un momento en el que se nos junte con el siguiente,
y ya no nos sea necesario. Incluso antes de encenderlos, debemos pararnos a
pensar por unos momentos en la necesidad real que tenemos, las razones que nos
llevan a fumar y las consecuencias de ello, pros y contras.

Seguramente, obtendremos muchas más respuestas negativas que
positivas. Podemos ir eliminando cigarrillos de nuestro consumo diario, como
el de media mañana o media tarde, y así reduciremos la cantidad paulatinamente.
Es importante desterrar la idea de que el cigarrillo relaja, porque está demostrado
que tiene el efecto contrario. En nuestro hogar, procuraremos lavar todo aquel
elemento susceptible de impregnarse del humo del tabaco, para que nuestra casa
nos recuerde lo menos posible al hecho de fumar (cortinas, alfombras, visillos,
sábanas, tapicería…)

También debemos evitar el consumo del tabaco en presencia de
otras personas, y sobre todo en lugares donde haya muy poco espacio y los demás
estén obligados a respirar el humo (por ejemplo, empezar a olvidarse de fumar
en el coche).

El ejercicio físico también ayuda mucho; no hace falta machacarnos
en el gimnasio a diario ni correr una maratón, sino empezar por lo que cada
uno buenamente pueda, caminando diariamente sobre quince minutos, lo que ayudará
a expandir pulmones y abrir las vías respiratorias de nuevo. Puede que al principio
nos cueste, ya que los tres primeros días son los más críticos; pero a partir
del quinto veremos que las ganas disminuyen y las energías se renuevan. Notaremos
cómo ya prescindimos del tabaco en muchos momentos; para ayudarnos en nuestro
empeño, debemos evitar comprar más tabaco y tirar los elementos relacionados,
como mecheros, ceniceros…

Es el momento de retomar nuestros hobbies preferidos, para
mantener ocupada la mente y relajarnos sin necesidad de recurrir al cigarro.
Por ejemplo, una buena forma de ocupar el tiempo es la cocina, porque podemos
desarrollar la creatividad y estimular el apetito, y es una actividad desligada
completamente del acto de fumar.

Hay que evitar sin embargo alimentos excitantes que estimulen
las ganas de consumir tabaco, decantándonos por verduras y frutas, así como
zumos y bebidas naturales. También se recomienda acudir a clases de relajación,
como yoga o pilates, porque aprenderemos a respirar correctamente y a controlar
nuestras ansias; de igual forma, cuando nos entre el síndrome de abstinencia,
es recomendable acudir a sustitutos como caramelos, chicles o regalices.

Es importante descansar una media de ocho horas diarias, porque
esto contribuye a una mejora de la salud en general, relaja la tensión y evita
que nos asalten las ganas de fumar a deshora. Para esto, si normalmente se tiene
insomnio, se recomienda una infusión de tila antes de acostarse.

El Cigarro Electrónico va dirigido a personas que quieran dejar de
fumar o aquellas que no pretenden dejar el hábito y pueden así seguir
consumiendo cigarrillos sin molestar a los demás

El Cigarro Electrónico es seguro, más barato y más sano y además puede
ayudarle a dejar de fumar si usted lo desea.

La moderna investigación científica demuestra que el humo de los
cigarrillos contiene más de 4000 sustancias químicas, cientos de los
cuales son perjudiciales para el cuerpo. Hay 25 enfermedades
directamente relacionadas con el hábito de fumar, sobre todo el
monóxido de carbono, alquitrán y de hidrocarburos aromáticos en el humo
de cigarrillos que se consideran de las sustancias más peligrosas
causantes del cáncer. Los investigadores han superado muchas
dificultades técnicas y desarrollado con éxito El Cigarro Electrónico.

El Cigarro Electrónico o (e-cigar)es una alternativa a los cigarros
tradicionales. Podrá fumar en cualquier lugar, de una manera avanzada
sin molestar a otras personas, ya que el humo que desprende, no es
perjudicial para la salud. El Cigarro Electrónico es un descubrimiento
de la alta micro tecnología de evaporación y funciona con una batería
recargable.

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.