Tips para no engordar cuando dejas de fumar

Año nuevo vida nueva, hacemos borrón y comenzamos de cero. Entonces renuevas la promesa que año a año te haces, y te dices que definitivamente este va a ser el año. No puedes dejarlo pasar más, esta vez tienes que cumplir tu propósito, no debes seguir posponiéndolo eternamente.

Una vez que tomas la decisión es cuando comienzan tus temores y sobrevienen las dudas, los fantasmas, los mitos y verdades sobre el dejar de fumar y sus consecuencias. Normalmente se asocia el dejar de fumar con el aumento de peso, y es verdad. Hay varias causas por las cuales el dejar de fumar hace que comas más.

Pero a no desesperar y a cumplir con tu propósito de año nuevo, porque aquí te daremos unos consejitos útiles para dejar de fumar y no subir de peso en el intento.

Los pulmones absorben la nicotina y la distribuyen al resto del organismo, esto produce placer y relax. Cuando hay mucha concentración de nicotina el gusto y el olfato se alteran. Obviamente al dejar de fumar los niveles de nicotina bajan, todo se va limpiando, y por ende recuperas con más bríos esos sentidos que habías perdido.

Al recuperar el gusto y el olfato te interesas más por la comida, eso sumado al hecho de que tu ansiedad está más alta que de lo normal. Lo que es lógico porque no sabes qué hacer con todo ese tiempo libre que antes ocupabas fumando.

Para luchar contra la ansiedad haz unos ejercicios de relajación, medita, haz yoga. También puedes hacer acciones repetitivas que ayuden a despejar tu mente y te alejen del deseo de fumar, como limpiar, barrer, limpiar ventanas, acomodar tu ropa, etc.

Si sientes deseos de comer constantemente prepara unos tente en pie, ten a mano siempre manzanas verdes, rojas, hinojo, zanahorias, apio, pepinillos en vinagre. Estos son alimentos duros que al tener mucha fibra que te darán saciedad.

Recuerda que lo que estas teniendo es ansiedad no es hambre. Puedes comer alguna de estas frutas o verduras cada dos o tres horas. Cada vez que comas tu organismo utilizará 200 calorías para procesar lo que has comido. Alimentándote con esta frecuencia estarás adelgazando en lugar de engordando.

También puedes acudir al agua y las infusiones naturales (evita el té, el café y el cacao por su contenido de cafeína) endulzadas con edulcorante, esto te ayudara a sobrellevar este difícil y pasajero mal momento. Lo importante es que tu voluntad se mantenga incólume, que sea firme e inamovible y no flaquee al primer escollo.

Recuerda que tú puedes, no lo olvides este puede ser un logro personal muy importante para este año, tente fe y comienza de una vez, verás que dejarás de fumar y no engordarás en él intento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.