El tabaco durante la lactancia

Se ha comprobado que la nicotina pasa por la leche materna pero no en niveles muy elevados que puedan ser tóxicos para el bebé. Sin embargo, si se ha demostrado que la nicotina por ser un estimulante, hace que el bebé esté mucho menos predispuesto a dormir y reposar. Por tanto, es imprescindible que evites fumar en las horas que preceden a la hora de su sueño nocturno o de su siesta.

¿Cuál sería el problema?

El problema más serio sería el humo, puesto que los hijos de personas fumadoras están mucho más predispuestas al SIDS “síndrome de muerte súbita del lactante”, además de tener asma, problemas e infecciones a nivel respiratorio y similares. Si bien no está comprobado al 100%, algunos estudios aseguran que el tabaco logra inhibir la producción de leche.

Para amamantar al bebé ¿es preciso dejar de fumar?

Lo que podemos decirte que la lactancia materna es muy beneficiosa para el bebé y por tanto fumes o no, lo mejor que puedes hacer es amamantarlo. Si bien este tema es un tanto complejo, todos sabemos que fumar es muy malo para la salud y que por razones obvias si dejas de fumar tu hijo va a estar mucho más protegido, como así lo estará si evitas darle leche artificial.

Consejos para las madres que no pueden dejar de fumar

Si eres una de aquellas madres que haces de todo para dejar de fumar te recomendamos que nunca lo hagas dentro del hogar y menos en donde se encuentre el bebé. Además, lo mejor es que reduzcas la cantidad de cigarrillos por día y que cuando lo hagas sea espaciadamente y evitando que se acerque al horario de darle de mamar al niño.

Ahora que ya tienes esta información, cuéntanos si estás dispuesta a dejar de fumar y que métodos utilizarías para hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.