Publicación sobre los posibles beneficios de la nicótica sobre algunas enfermedades

En la edición del diario el Pais.com de octubre de este año, se ha hecho eco un artículo que seguro que habrá sorprendido a más de uno. “Los investigadores estudian los posibles beneficios de la nicotina como medicamento”, tratemos de destacar los puntos más interesantes de dicho artículo.

La polémica está servida

Tras tantos años hablando de lo perjudicial que supone fumar y de la ilegalización del derecho de los fumadores a fumar donde quieran, resulta que ciertos investigadores médicos han comenzado a poner en su punto de mira los posibles beneficios que puede aportar la nicotina principalmente y alguno de sus componentes.

El porqué de esta investigación está basado en su utilidad para protegerse o paliar ciertas enfermedades graves como el Alzheimer o el Parkinson u otras como problemas de pérdida de atención, dolencias intestinales o la enfermedad de Tourette, de origen neurológico. Por supuesto, los detractores dentro de la comunidad científica, dejan muy claro que el daño que causa fumar no puede igualarse de ninguna forma a los posibles beneficios a los que estos investigadores aluden. Su firmeza se basa en las estadísticas de muertes y enfermedades derivadas de fumar, como el cáncer o enfermedades cardiovasculares y que además supone un gasto en los presupuestos de sanidad de todos los países del mundo.

Sin embargo, profesores de la facultad de medicina de Darmouth llevan dedicando más de diez años al estudio de la relación que existe entre el Parkinson y el hábito de fumar. Estos se muestran conscientes de la dificultad de asimilar por parte de los demás que algo que supone la muerte, pueda en algún caso, tener algún tipo de beneficio sobre la salud. Aún así, insisten en las evidencias que muestran sus investigaciones de los posibles beneficios de la nicotina.

Según el director del Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Apoplejía de los Estados Unidos, el gobierno lleva invirtiendo mucho dinero al año en la investigación de los posibles beneficios de la nicotina. Este trabajo está centrado en cómo actúa la nicotina en nuestro cerebro y cómo ciertos receptores del sistema nervioso central se ven afectados.

Estudios sobre la nicotina en productos no vinculados a los fumadores

En la institución anterior, su director el Sr. Zach W. Hall, comenta que las investigaciones actuales están centradas en la nicotina como tratamiento en ciertos productos que no utilizan los fumadores pero que sí llevan esta sustancia para dejar de fumar, como los parches, chicles, aerosoles e inhaladores. Su objetivo es ver cómo actúa esta sustancia en el organismo y más particularmente, en el cerebro.

Más de 20 años han demostrado la relación entre el Parkinson y el tabaco

Ya son más de veinte años los que han pasado obteniendo pruebas de la disminución de la enfermedad de Parkinson en fumadores. Esto lleva a personas como la profesora en biología celular Lorna W. Role de la Universidad de Columbia a seguir trabajando en los estudios que demuestran que la nicotina se adhiere a las células cerebrales liberando neurotransmisores que afectan al sistema límbico y que amplifican las señales de los transmisores cerebrales.

Desirée R.A.

No dejes de leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.